sábado, 25 de abril de 2009

Gajes del oficio

Al cabo de casi 16 años en los avatares periodísticos, por primera vez me veo envuelto en el compromiso de escribir sobre un tema deportivo. A lo largo de mi carrera me he movido como pez en el agua en el mundo del arte y la literatura, la ciencia y el medio ambiente, y alguna que otra incursión en asuntos sociales. Pero jamás se me ocurrió dedicar tiempo al boxeo, lo que ahora me ocupa.
La sección Nuestra Gente, de la revista El Sol de Kansas, me ha puesto frente al joven boxeador profesional Lalo “El Tremendo” Robles, quien despunta como ídolo hispano de los amantes del boxing en esta ciudad. Y para entrevistarlo me correspondió pasar un par de horas en el gimnasio donde entrena cotidianamente.
Es curiosa la sensación de estar en un sitio equivocado. Sin embargo, estaba en el Turner Golden Gloves Boxing Club, entre niños y jóvenes de ambos sexos aspirantes a boxeadores, además de unos con experiencia en competencias nacionales amateurs y un profesional súper pesado que sin dudas atraía la atención de los neófitos.
Lalo también tiene sus fans entre los menos experimentados. Oriundo de Durango, México -aunque desde la temprana niñez vive en los Estados Unidos-, se destaca por su tenacidad en el ring. De ahí el apodo de “El Tremendo”, que recibió en Los Ángeles, California, donde debuto profesionalmente, y que asumió como nombre deportivo.
Su inicio como boxeador fue a los 17 o 18 años, y luego de 19 peleas amateurs transitó hacia el profesionalismo, donde ya ha efectuado alrededor de una docena de combates. El más reciente fue hace unas pocas semanas en el Autódromo Municipal de Kansas City, Missouri, donde ganó por knockout a los 50 segundos de haber sonado la campana del primer round.
Su nombre de bautismo es Gerardo Robles, tiene 26 años, y un gran sueño: ser campeón mundial, para lo que dedica todos sus esfuerzos. Grandes boxeadores hispanos, como Julio César Chávez, Fernando Vargas y Oscar de la Hoya, son inspiración para él. De hecho su estreno profesional fue en el primer Pay-Per-View, que el Golden Boy organizó en Los Ángeles. Después fue invitado por este para participar en su cartelera contra Bernard Hopkins.
A Lalo lo anima una gran convicción de triunfo. Cuando uno dialoga con él siente que el cinturón dorado al que aspira, lo tendrá de un momento a otro ciñendo su abdomen. Por lo pronto se prepara para la cartelera del próximo 8 de mayo, en el Beaumont Club, de Westport, KC, MO, donde cruzará guantes con Rashad Ganaway, un afroamericano que no ha perdido una sola de las nueve peleas que ha realizado, algunas ganadas por knockout.

viernes, 24 de abril de 2009

Santiago Vásquez*

Policía de profesión, deportista y artista por vocación y afición, Santiago Vásquez es el actor hispano de Kansas City con mayor reconocimiento en los Estados Unidos. Involucrado en el cine independiente casi por casualidad, los dos filmes que ha protagonizado han alcanzado el reconocimiento de la crítica, la cual le ha dedicado elogios especiales a él.
Por su debut cinematográfico, First Date, cortometraje de 2006 escrito y dirigido por el cineasta local Gary Huggins, y participante en la selección oficial del Sundance Film Festival de ese año, la Filmmaker Magazine publicó: “Vásquez crea un indeleble y perverso carácter nunca antes visto en películas”.
Otra revista, Greencine Daily, se refirió al éxito de la cinta gracias, en gran medida, “a la actuación naturalista” de este hombre, que aprovechó los conocimientos adquiridos durante cerca de una década como policía encubierto, en función del desdoblamiento actoral. Paradójicamente en esa primera incursión en la gran pantalla, le correspondió interpretar a un individuo que se vale de Internet para contactar a un menor de edad con propósitos sexuales.
Maestro de artes marciales, Santiago, originario de la ciudad de Cumaná, estado de Sucre, Venezuela, conoció a Huggings cuando buscaba películas sobre el tema en la Kansas Public Library. Admirado por la colección tan completa de cine internacional de la institución, preguntó por el responsable de ella. De ahí nació la amistad que luego le permitió sacar a la luz sus escondidas dotes para la actuación.
Tanto First Date como The Grass Grows Green, su segunda experiencia frente a las cámaras, han sido vistas en multitud de eventos del género por diferentes partes del mundo, y acumulan algunos premios. Esta última, del director tejano Jesús Beltrán, data de 2007 y también clasificó en la selección del Sundance.
Creado pensando en él, aquí Vásquez encarna a un oficial de la marina, que con la pretensión de sacar a un joven hispano del mundo de la delincuencia, lo enrola en la vida militar. El trágico desenlace presenta el fracaso del personaje cuando el chico muere en la guerra de Irak, adonde había sido enviado.
Santiago y Beltrán entraron en contacto en el South by Soutwest Festival-2006, de Austin, Texas, donde fue exhibida First Date. Poco después de ese encuentro reanudaron el intercambio para hacer esta producción, igualmente valorada por la critica de forma positiva, la que volvió a resaltar el protagonismo del venezolano por la veracidad y fortaleza psicológica que imprimió a su interpretación.
Destacado como School Resource Officer, en la Bishop Ward High School, de Kansas City, Kansas, el venezolano incursiona además en la pintura y la literatura, aunque se declara un neófito en ambas manifestaciones. “Pinto cuando estoy desesperado”, dice a pesar de reconocer que ese arte es una de sus grandes pasiones desde niño y que usa cualquier medio para expresarse a través de ella.
De todos modos sus mayores preocupaciones artísticas están enfocadas en el cine independiente, en el cual continúa haciendo proyectos, donde manifiesta su interés por problemas sociales.

(*Esta semblanza fue escrita originalmente para la revista 'El Sol de Kansas', abril/2009)

lunes, 20 de abril de 2009

Al del Ro

He aquí algunos textos del libro La herida en el costado, de mi amigo Alfonso del Rosario, a quien conocí cuando estudiábamos Periodismo en la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, y donde le escuché contar las historias más insólitas de Antilla, su pueblo natal en la provincia cubana de Holguín.

Los amigos

Lejana certidumbre de desamparo
simétrica rectitud de la mirada:

Cabalgar en el crepúsculo
impide humedecer nuestras manos.


Vuelo nocturno

Happiness is a warm gun
Lennon

Ahí está Yoko Ono sobre la cama
consumiendo el último cigarrillo
mirando detenidamente el blanco del techo
(horas antes quizás hubiera cantado
Love me do contigo en la bañera)
sus manos palpan su delgado rostro
mientras la luz espera a que vuelvas.

Su pelo largo
sus ojos finos
su sonrisa que te gusta
esperan en vano

Se pone de pie
hoy podría ser un día igual a otro

Pero hoy es ocho de diciembre
John está camino de la felicidad

Ya han sonado los disparos.


Grieta
Por Lezama

En la pertinaz insuficiencia de humedad
que habita como pájaro escurridizo mis paredes
esculpo la huella
la perenne imagen de Tánatos
-hipersensibilidad recorriendo mi circunstancia-
sin devorar las grietas ni la figura
ascenso del mar sobre mis sienes
sequía incluyendo los contextos

siento como el pez la onda de la piedra en el agua
la paz de la corriente
el cielo sobre mis ojos
el rugido ciego de los ojos

frente al borde de una imagen
sobre la incipiente gratitud de un niño
voy devorando también la cal de la pared
buscando de un rostro los ojos
la tenue simplicidad de su mirada

la terrible complicidad de su huída

y no recibo el postrero giro
la ciega paz de la máscara
cuando en mi costado
no herida
no clavos
no cruz
presiento la perfecta humedad
se ensancha la grieta que me besará por Tánatos.


Alfonso del Rosario Durán (Antilla, 10 de diciembre de 1972). Poeta, narrador y periodista. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Oriente (1995). Participó en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso (La Habana). Obtuvo en dos ocasiones el Premio de la Ciudad de Holguín en prensa escrita. Aparece en Puente del tiempo (Antología de poesía, Ediciones Holguín, 2006) y Catálogo de Ediciones Holguín. 1986-2006 (Ediciones Holguín, 2006). Ha colaborado en Perfil de Santiago, Dos mundos, Ámbito, La Luz, La Jiribilla y ¡Ahora!

Bibliografía:
-La herida en el costado (Poesía), Holguín, Ediciones Holguín, Col. Comunidad 2001.
-Enfático y empático (Entrevistas), Holguín, Ediciones Holguín, Col. Comunidad, 2001.
-La Isla en rezo (Poesía, inédito).

sábado, 11 de abril de 2009

El embuste de ‘Knowing’

Con un Nicolas Cage que no cambia la cara de perro apaleado a lo largo de las casi dos horas de duración, Knowing, la película de Alex Proyas estrenada recientemente, es otro embuste cuyo subtexto contiene una negación de lo planteado por la Biblia acerca de los tiempos postreros.
Indefinida en cuanto a género, en tanto mezcla el thriller, el misterio y la ciencia ficción, al trepidante ritmo al que acostumbran las intervenciones del cotizado protagonista, viene con una de esas truculentas historias que cada vez son más frecuentes en las pantallas de los cines.
El fin del mundo profetizado por una extraña chica, que en clave numérica predice los desastres de los últimos 50 años del planeta, sin que nadie lo descubra hasta que su carta es descifrada por el profesor de astronomía John Koestler.
Esta vez será una flama solar la que destruirá el planeta, quizá en alusión a las teorías que toman como referencia las palabras de Jesucristo, que en el Evangelio de San Lucas 17:28-30, compara la manifestación del Hijo del Hombre en el futuro, con la destrucción de Sodoma y Gomorra bajo una lluvia de fuego y azufre.
Pero justo antes del desastre final, el hijo de Koestler y la nieta de Lucinda Embry, la profetiza, son levantados en una nave extraterrestre que los deposita en un paradisíaco lugar –evidentemente otro planeta- donde se supone deban prolongar la raza humana. Allí llegan cada uno con su conejo, símbolo de la veloz reproducción, y donde encuentran un árbol, tal vez replica de aquel a cuya sombra pecaron Adán y Eva.
El maniqueo tratamiento de las referencias bíblicas no pretende otra cosa que sembrar confusión en la mente de los espectadores, quienes bajo la campana del entretenimiento y la despreocupación con que se asumen actos de esta naturaleza, reciben una avalancha negadora de la verdad expresada en la Palabra de Dios.
Para un efectivo conocimiento de lo que está por venir, lo recomendable es sumergirse en la Biblia. Específicamente en el famoso Sermón del Monte de los Olivos (S. Mateo 24 y 25, S. Marcos 13, S. Lucas 21), pronunciado por Jesucristo tres días antes de ser crucificado, hay una rica síntesis de lo que luego revelaría con amplitud a Juan y que aparece recogido en Apocalipsis.
Es ahí donde Cristo dice: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre” (S. Mateo 24:35, 36).
Más adelante, en la Primera Epístola a los Tesalonicenses, el Apóstol Pablo se encarga de reiterar esta idea: “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores de la mujer encinta, y no escaparán” (5:1-3).
Son muchos los predicadores que han denunciado las maquinaciones contemporáneas, cuando una orquestada y bien pensada estrategia anticristiana trabaja en pro del enrarecimiento de las mentes y el endurecimiento de los corazones para atrapar y engañar, si es posible, hasta a los mismos escogidos (S. Mateo 24:24). Y Knowing forma parte de ello.
Más, valgan por siempre las palabras de Jesús, quien nos recomienda: “De la higuera aprended la parábola: cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas” (San Mateo 24:32, 33).
Ah, y el pecado de la primera pareja humana no fue el sexo, pues el hombre y la mujer fueron creados para fructificarse, multiplicarse, poblar y sojuzgar la tierra, y señorear sobre el resto de la Creación (Genesis 1:28). Adán y Eva cayeron de la gracia de Dios por la desobediencia.

viernes, 10 de abril de 2009

Buen lugar para cultivar patatas

Situada a poco más de una hora al oeste de Kansas City, Missouri, Topeka es la capital del estado de Kansas. Allí fui en un breve tour con mi amigo Jessy, en esta primavera de invierno prolongado, que impide el reverdecer de los pastizales y el retoñar de los árboles.
Íbamos sin itinerario fijo, regresamos satisfechos por lo vivido. Nuestra primera parada fue en un restaurante de comida mexicana, El Mezcal, donde nos impactó la original decoración y engullimos unas suculentas fajitas que llevan el nombre del establecimiento.
Con el estómago lleno y, por ende, el corazón contento, nos dispusimos a recorrer la apacible ciudad, que según un estimado de 2007 tiene una población de 122 647 personas, con casi un 80 por ciento de raza blanca, lo cual podemos tomar como explicación de que es un enclave de republicanos conservadores.
Atraídos como por un imán dimos con el Capitolio, en proceso de restauración desde hace algunos años, y donde radican las oficinas gubernamentales, del Senado y el Congreso. Nos detuvimos frente a los frescos de John Steuart Curry (1897-1946), que llenan de paisajes bucólicos las paredes interiores de la parte central del vetusto edificio, y escalamos hasta el pináculo de la bóveda que da majestad a la centenaria construcción.
Unidos a dos familias norteamericanas que también visitaban el lugar y con una locuaz guía, mientras ascendíamos las empinadas escaleras, recordé mis visitas al faro de Cabo Cruz, en la oriental provincia cubana de Granma, y las dos o tres veces que subí al campanario de la iglesia parroquial mayor de Bayamo, actual catedral.
Nuestra última parada fue en el Museo de la Fuerza Aérea, situado en la vecindad de una base militar, donde se exhiben armamentos, tanques, helicópteros y aviones, además de homenajear a los héroes de dicha rama del ejército de los Estados Unidos.
Topeka, en el hablar de los indios shawnee que fueron los pobladores originales de esa área, quiere decir “buen lugar para cultivar patatas”. Es la cuarta ciudad más grande del estado de Kansas, antecedida por Wichita, Overland Park y Kansas City. Su fundación data de la segunda mitad del siglo XIX.

viernes, 3 de abril de 2009

Fireproof o la nueva oportunidad

Considerada la mejor película cristiana del 2008, Fireproof, del director Alex Kendrick, debe ser vista por todos, principalmente por aquellos que llevan su vida en matrimonio, en especial si la relación marital se ha convertido en un caos que apunta al fracaso.
Y es que su historia está enfocada hacia tal sector poblacional, al que ofrece una alternativa válida ante las dificultades que a diario deshacen familias en las cuatro esquinas del planeta.
El drama sentimental, de acuerdo con la clasificación corriente, presenta una pareja joven en crisis que logra superar la dificultad gracias al atinado y sabio consejo de un anciano, padre de Caleb Holt, el protagonista masculino interpretado por Kirk Cameron. El centro de la orientación tiene un doble propósito: salvar el matrimonio, restaurar la relación de las partes con Dios.
El final podemos imaginarlo sin ver el filme: el retorno de la felicidad al hogar. Pero a pesar de parecer algo rutinario o propio de telenovelas, es plausible, en tanto resulta la recompensa al esfuerzo transformador motivado por el amor al Señor y a la otra persona.
Más que una película “bonita” o “correcta”, Fireproof es el aliento que muchos matrimonios necesitan para no ceder a la tentación de la ruptura. Su mensaje podemos resumirlo de esta forma: en Cristo Jesús siempre hay una oportunidad.