sábado, 18 de julio de 2009

Show automovilístico

Una breve visita a la ciudad de Chillicothe, Missouri, a unas dos horas al noroeste de Kansas City, me permitió disfrutar del show automovilístico anual, que tiene lugar allí cada verano.
Más de un centenar de carros de diferentes épocas, atrajo la atención de los curiosos, divertidos por la variedad de modelos y admirados por el cuidado que le brindan sus propietarios. En conversación con Micky Ralls, ganador de unos de los primeros puestos de la competencia, supe de su dedicación durante cuatro años para dejar como nueva su camioneta, una pick-up Chevrolet 1953.
Recientemente Ralls se alzó con el primer lugar en una presentación similar realizada en Trenton, la ciudad donde vive. Y no es para menos, su “obra de arte” parece acabada de salir de la fábrica, como muchas otras de las que pude apreciar en el desfile.
Mientras tomaba fotos, recordaba los automóviles americanos de antes de 1959, que todavía ruedan por las carreteras cubanas y no precisamente como carros de colección o lujo, sino en función de resolver la precariedad del transporte.
Un detalle final: fundada en 1855 y ubicada en el condado de Livingston, Chillicothe tiene una población de ocho mil 968 personas, conforme al censo del año 2000. Su nombre lo debe a una expresión de los indios Shawnee, habitantes originales de la región, que quiere decir “Gran pueblo donde vivimos… nuestro gran pueblo”, y era pronunciada mas o menos así: “Chil li coth’ ee”.

1 comentario:

  1. Muy bueno el último, el amarillo, parece una versión a la antigua del smart actual.

    ResponderEliminar