martes, 24 de febrero de 2009

Narrador poeta

A MI AMIGO YUNIER RIQUENES, LE DIO POR SER POETA. ESO QUE PARA OTROS NO ES NOTICIA NI NADA DEL MAS ALLA, A MI NO DEJA DE ADMIRARME. Y NO ES PORQUE DUDE DE SU VOCACION LIRICA, MAS BIEN ES POR EL APEGO A SU NARRATIVA, PLENA DE DESGARRAMIENTO, QUE SIEMPRE PULSO UNA PROFUNDA CUERDA EN MI INTERIOR. PERO DESCUBRO AHORA, NO SE SI CON ALEGRIA O CON RECELO, QUE SU POESIA ME PROVOCA SIMILAR IMPACTO.

Los muchachos de El Reparto y El Modelo salen en grupos los sábados. No beben vodka ni champagne, pero beben. Mueven las caderas, conquistan a las mulatas y las raptan en las esquinas con / sin preservativos. Cuando la bebida, que no es vodka ni champán se revuelve, los muchachos de El Reparto dicen nosotros los de El Reparto y los de El Modelo gritan y qué, nosotros, los de El Modelo. Aparecen empujones, picos de botellas y navajas, antes de salir sobrecargan los bolsillos. Cada sábado corretean cabezas rotas y apaleamientos. Una vez, la ventaja es para los de El Modelo, otra vez para los de El Reparto. Desde las ventanas de mi cuarto yo los perdono porque ignoran otros modos de jugar y perder el sueño, que la Patria no siempre los contempla orgullosa.

CUCHILLOS
(para Oscar, sin temor al filo)

Mi hermano tenía seis años y yo tres
cuando supimos del peligro del cuchillo
habíamos perdido al padre
rechazábamos las ofertas de un padre postizo
Mi hermano y yo conocimos el filo de los cuchillos una tarde
desandando por las guardarrayas
al picar una naranja y ver correr la sangre
yo no pude mirar
pero mi hermano jugaba con ella en los hollejos
pintaba los troncos de las matas.
A partir de entonces las peleas por decidir quién era el hombre de la casa
terminaban sacando el cuchillo
mi hermano decía te pico
y yo le decía te pico
afincábamos el filo en la piel
en cualquier parte de los cuerpos
yo soy el más grande me decía
y yo el más pequeño
cada uno quería demostrar el valor
la fuerza de carácter
mi hermano pinchaba con la punta
yo cedía
podía afincar con presión o voltear el filo
pero él era mi hermano
Él supo agradecer cuando grande por no equivocarme
aprendimos a jugar con los cuchillos desde niños,
a perderle el miedo a los filos.

Por qué tienen que maltratar a mi madre si lo único que quiere es un baño de azulejos blancos. Sale en la mañana y vuelve tarde; trabaja y trabaja. Sueña con fumar y leer periódicos aunque las noticias sean las que sean. Le repite a los niños en cada clase tienen que amar y respetar a los héroes; enseña a los niños a cantar el himno a garganta viva. Mi madre sueña con el baño de azulejos blancos y un techo que permita guarecerse de la lluvia, ahora la lluvia es más feroz y en este lugar caen granizos hasta en las peores sequías. Mi madre quiere reparar la casa, odia sus nalgas sobre la letrina. Números, vocales; estornuda con el polvo de la tiza. Mi madre quiere, que no la maltraten tanto, quiere un baño de azulejos blancos.


Yunier Riquenes García (Jiguaní, Cuba, 1982) Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba. Ha obtenido, entre otros, los premios en el género de cuento: Cauce 2002; Mención del Premio de cuento de La Gaceta de Cuba 2003;; Premio Razón de Ser 2005, Premio Eliécer Lazo, Matanzas, 2006. Como poeta obtuvo mención en el concurso homónimo de la revista Ámbito, Holguín; y en el José Jacinto Milanés, Matanzas; Premio Mangle Rojo, Isla de la Juventud, todos en 2007 y mención en el XIII Premio de poesía de La Gaceta de Cuba en 2008. Obtuvo mención en el concurso de entrevista Videncia 2006, Ciego de Ávila. Trabajos suyos aparecen publicados en varias revistas cubanas. Tiene publicado los libros La llama en la boca, cuento, Ediciones Bayamo 2004, Los cuernos de la luna, novela, Ediciones Bayamo 2006, Lo que me ha dado la noche, cuento, Editorial Oriente 2007 y Quién cuidará los perros, cuento, por Ediciones Santiago, 2007.

1 comentario:

  1. Mi amigo y amigo de Yunier, Enmanuel Castells, no logro poner el siguiente comentario en este espacio y me lo mando por correo para que asumiera la responsabilidad:
    Cuando Yunier nació en la tierra donde estoy inscripto en un bufete como posible lugar de nacimiento mío, ya yo era un joven escritor que había publicado algo muy imperfecto como sigo escribiendo a la edad de 45 años. Lo conocí gracias al mismo hombre que es amigo de él y amigo mío, el mismo que ahora le publica sus poemas desgarradores y desbastadores en este blogspot. Creo que me admira tanto como lo admiro a él, sin que sepa que para mí es uno de los mejores narradores de la generación actual. La poesía es todo ese universo propio que llevas dentro, las formas son las que cambian, así que sigue haciendo poesía y prosa que para mí, si tienen calidad como la tuya, es la misma cosa. Un abrazo de Enmanuel Castells

    ResponderEliminar