viernes, 13 de febrero de 2009

Libre entre rejas

Cuatro años en una prisión de máxima seguridad, pueden ser suficientes para enrumbar definitivamente los pasos de un hombre. Eso le ocurrió a Leonardo Cabrera, quien luego de ese tiempo en la cárcel nueva de Las Mangas, Bayamo, Cuba, no volvió a ser el mismo.
Llevado allí junto a tres amigos, con una sentencia de ocho años por supuesta rebeldía contra el gobierno de la Isla, experimentó en carne propia los avatares de “la antesala del infierno”, nombre que dio al lugar. Así de cruento fue ese período en que se reafirmó como seguidor de Jesucristo, y se dedicó a predicar el Evangelio entre los demás reclusos.
Su testimonio, recogido en el volumen Libre entre rejas (Atenas Press, 2003; Publicaciones Casa, 2008), es la bitácora espiritual de un individuo sometido a fuertes pruebas, a través de las que alcanzó crecimiento y madurez.
El potente e inevitable trasfondo político del libro, deviene denuncia de las vejaciones de todo tipo que sufren los presos cubanos. No obstante, esto no empaña su propósito fundamental: dar a conocer la revelación del poder de Dios en medio de circunstancias adversas.
Entre aquellos barrotes, Cabrera vio a las almas ultrajadas por la opresión demoníaca y rebajadas casi a la condición animal, por las que sintió el dolor de Cristo y a las que ministró una esperanza de vida en el Señor. Junto con los que aceptaron y abrieron sus corazones a la Palabra, creó la Iglesia del Silencio, como denominó a la primera congregación de ese tipo en aquel sitio.
Su labor recibió arteros ataques, lo mismo de las autoridades carcelarias como de los mismos compañeros de infortunio, muchas veces al servicio de aquellas. Pero el no cejar aun ante las amenazas contra su integridad física y moral, fue su victoria. Detrás de cada arremetida captó el sentido de la batalla espiritual.
Leonardo Cabrera actualmente es pastor del Ministerio Jesucristo el Buen Pastor, fundado por él en Kansas City, Missouri. Su salida de la cárcel aconteció el viernes 13 de febrero de 1998 -cuando solo iba por la mitad del cumplimiento de la sentencia-, por intercesión del papa Juan Pablo II ante el gobierno insular.
La segunda edición de Libre entre rejas, fue presentada el año pasado en Expolit, la mayor feria de literatura y música cristianas de los Estados Unidos y el mundo.

1 comentario:

  1. Muchas gracias Carlos por tu comentario y visita a mi blog. Por supuesto, estamos en contacto! Saludos cordiales desde México!

    ResponderEliminar